El Tofu, ese alimento sano     

El Tofu, también conocido como queso de soja, es una proteína vegetal originaria de China. Dice la leyenda que este nació de la mano del príncipe Liu An – quien reinó posteriormente en la provincia de Huainan, actual ciudad-prefectura en la provincia de Anhui. (1)

En la actualidad, se utiliza en la elaboración de platos en todo el mundo. Es considerado el eje del vetarianismo y el veganismo.

En Japón, el Tofu da vida a innumerables platos característicos de esa nación asiática. Es muy apreciado por la ausencia de toxinas en su composición, y porque posee una gran cantidad de proteínas y aminoácidos.

Conocido además como “queso de Asia”, este producto no es más que leche cuajada elaborada a partir de semillas de soja. Pertenece al grupo de los derivados de legumbres.

“Sus ingredientes son semilla de soja, agua y solidificante o coagulante. Se prepara mediante la coagulación de la llamada “leche de soja” y su prensado posterior para separar la parte líquida de la sólida, de modo similar a como se prepara el queso a partir de la leche. Tiene una textura firme parecida a la del queso, sabor delicado, color blanco crema y suele presentarse en forma de cubos” (2)

Si queréis realizar platos basados en Tofu os recomendamos que compréis el fabricado con soja orgánica. El Tofu es “agradecido” adquiere el sabor de los condimentos que utilizáis y además, lo podéis hacer frito, a la plancha y de cualquier otra forma que se os ocurra, siempre que sea cocinado

Las propiedades “adaptativas” del Tofu os puede permitir dejar atrás el consumo de carne o aminorarlo gradualmente, si es vuestro deseo.

“El sabor del tofu es neutro y su textura es algo gomosa. De ahí que se preste a elaboraciones tan diversas como salsas, rellenos, acompañamiento de ensaladas e, incluso, hamburguesas. Son tan numerosas las formas en las que se puede presentar el tofu, que tan solo es necesaria una pizca de imaginación para conseguir un plato rico y nutritivo” (3)

Este producto asiático llegó a Occidente supuestamente tras la apertura del comercio y los intercambios con las naciones asiáticas. Muchos lo califican como “producto de moda” e imprescindible en la dieta de los vegetarianos. Lo cierto es que el Tofu es rico en hidratos y fibra, cuenta con numerosas vitaminas, calcio, lecitina, minerales e isoflavonas y es antioxidante.

El elevado contenido de vitamina K en este alimento hace que tomar el tofu sea beneficioso para una correcta coagulación de la sangre. Este alimento también es beneficioso para el metabolismo de los huesos. (4)

La firmeza de cada tipo de tofu vendrá determinada por su contenido de agua. El denominado “queso vegetariano o de soja” es un tanto delicado, requiere un cuidado para su conservación. Necesita de refrigeración (entre 0 y 4ºC)

Si queréis probarlo y/o incluirlo en vuestra dieta recordad:

Comprar Tofu orgánico. Lo encontraréis en tiendas de dietética: en su forma natural, ahumado, aderezado con especias y con algas

         Con un poco de fantasía, lo sabréis disfrutar!

Bibliografía digital
(1)   http://es.wikipedia.org/wiki/Tofu
(2)  Ibídem.
(3)  http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/aprender_a_comer_bien/alimentacion_alternativa/2007/02/27/160296.php
(4)  http://alimentos.org.es/tofu
¿Te gusta? Comparte en...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone