La obesidad en el mundo asciende a un ritmo verdaderamente alarmante, el número de personas afectadas por esta enfermedad –crónica y de origen multifactorial prevenible- se incrementa a pasos agigantados, no sólo en las naciones más industrializadas sino también en los denominados países en desarrollo.
Los “tentáculos” de la obesidad se extienden, lamentablemente, a seres humanos de todas las edades y de diferente condición socio-económica, por lo cual, nadie queda exento de padecerla. La OMS define como obesidad cuando el IMC (índice de masa corporal, cociente entre la estatura y el peso de un individuo al cuadrado) es igual o superior a 30 kg/m². También se considera signo de obesidad un perímetro abdominal en hombres mayor o igual a 102 cm y en mujeres mayor o igual a 88 cm. (1)

Entre las principales características que distinguen a la obesidad destaca el exceso de grasa corporal (hipertrofia general del tejido adiposo) que va acompañada de un incremento notable del peso, por este motivo siempre van asociados sobrepeso/obesidad, causantes de la muerte cada año de unos dos millones de personas en el mundo.

Causas de la obesidad :

Consumo excesivo de nutrientes
Estilo de vida sedentario
Comida rápida rica en energia, grasas saturades y azúcares
Estrés y sueño insuficiente
Combinación de factores genéticos y ambientales
Predisposición genética
Enfermedades endocrinas
Algunos tratamientos médicos con esteroides o antipsicóticos atípicos
Consumo de alimentos congelados densos en calorías
Cambios hormonales (menopausia)

Consecuencias:

Incrementos metabólicos
Enfermedades cardiovasculares
Diabetes Mellitus
Hipertensión Arterial
Intolerancia a la glucosa
Ansiedad, depresión y pérdida de autoestima
Desórdenes alimentarios

Contorno de siluetas representando: saludable, sobrepeso, y obeso
Obesidad, autoestima y problemas emocionales

Es normal asociar la obesidad con la pérdida de autoestima, pero no es tan común hacerlo a la inversa. Lo cierto es, que los investigadores dan por buenas ambas vertientes. Realmente cuando se unen lo físico y los psíquicos, […]