Alimentación y lupa
El debate por definir la Ortorexia, detectarla, diagnosticarla y tratarla está en auge, fundamentado -sobre todo- por el incremento plausible de este trastorno en las naciones del denominado Primer Mundo.

La Ortorexia es definida como un trastorno obsesivo-compulsivo y perjudicial para la salud. Quienes lo padecen “colocan bajo lupa” los alimentos que consumirán para llevar –lo que ellos consideran- “una alimentación saludable”. Lo cierto es que ese proceso los puede llevar al aislamiento social, la desnutrición e incluso la muerte por inanición. Es la cara contraria de la obesidad, hablando en términos psicológicos.

Este fenómeno fue descrito por Steven Bratman en 1997, proviene del griego ὀρθός orthos, ‘correcto’, y ὄρεξις orexis, ‘apetito’. Literalmente ‘apetito correcto’, la palabra es un símil de anorexia, ‘sin apetito’. (1)

Según ha explicado el nutricionista y naturópata del Instituto Médico de la Obesidad (IMEO), Rubén Bravo, las personas que padecen esta enfermedad suelen tener distintas concepciones de diferentes tipos de alimento. Los productos que contienen conservantes o aditivos alimentarios suelen ser considerados “peligrosos”, los alimentos producidos industrialmente “artificiales”, y los producidos biológicamente “saludables”. Los pacientes suelen tener deseos fuertes y hasta incontrolables de comer cuando están nerviosos, emocionados, felices, ansiosos o con remordimiento. (2)

Su comportamiento es similar al de quienes sufren anorexia o bulimia pero en lugar de obsesionarse con la cantidad de alimentos que ingieren lo hacen con la calidad, lo cual los lleva a un resultado similar.

Otras fuentes describen a la Ortorexia como una “obsesión enfermiza“ que empieza como un inocente intento de comer más saludable, pero -precisan- el ortoréxico se fija en la calidad y la pureza, lo cual provoca que la persona se centre cada vez más en porqué y cuánto comer, y cómo hacer frente a los deslices. La autoestima se ve envuelta en la pureza de su dieta y con frecuencia se siente superior a otros, especialmente en lo que respecta a la ingesta de alimentos. (3)

La Organización Mundial de la Salud cifra que la Ortorexia afecta a un 28% de la población de los países desarrollados y que su prevalencia podría ir en aumento en los próximos años. Se empieza por huir de lo artificial, por contar calorías y por huir de lo transgénico y se acaba por caer en lo patológico. (4)

117836_net_infografia

Complicaciones de la ortorexia

  • Superioridad. Como el individuo tiene una norma auto-impuesta a comer bien, puro y sano, la persona se reconoce a sí misma superior a las demás. Y esto también afecta a las relaciones familiares, después de que todo lo demás se vuelva menos importante que una dieta llamada saludable.
  • Pérdida de peso. Una selección limitada de alimentos y dejar de lado todas las otras variantes de alimentos conduce a la restricción de la ingesta de calorías que conduce a la pérdida de peso.
  • Desnutrición. La persona desarrolla una alimentación muy selectiva, lo que finalmente resulta en una alimentación limitada y en desnutrición y por lo tanto causando malnutrición. (5)
  • Solución y tratamiento

    Buscar la ayuda de un terapeuta u otro profesional médico especializado en trastornos de alimentación.
    Abordaje multidisciplinar con psicoterapia, control nutricional, terapia para equilibrar el funcionamiento emocional y pauta farmacológica.

    Cualquier cambio en la elección de los alimentos que forman parte de su dieta debe hacerse de forma gradual y de una manera que encaje con los gustos y el estilo de vida de cada persona. Sea moderado.

    Ejercicios y vida saludable.

    images

    Para los/las más curiosos dejamos el test del Dr. Bratman para la ortorexia

  • ¿Pasa más de tres horas al día pensando en su dieta?
  • ¿Planea sus comidas con varios días de antelación?
  • ¿Considera que el valor nutritivo de una comida es más importante que el placer que le aporta?
  • ¿Ha disminuido la calidad de su vida a medida que aumentaba la calidad de su dieta?
  • ¿Se ha vuelto usted más estricto consigo mismo en este tiempo?
  • ¿Ha mejorado su autoestima alimentándose de forma sana?
  • ¿Ha renunciado a comer alimentos que le gustaban para comer alimentos “buenos”?
  • ¿Supone un problema su dieta a la hora de comer fuera, distanciándolo de su familia y sus amigos?
  • ¿Se siente culpable cuando se salta su régimen?
  • ¿Se siente en paz consigo mismo y cree que todo está bajo control cuando come de forma sana?
  • Si responde afirmativamente a 4 o 5 preguntas, significa que es necesario que se relaje más en lo que respecta a la alimentación. Si responde afirmativamente a todas las preguntas, significa que tiene una obsesión importante por la alimentación sana. (6)

    NUESTRO CONSEJO

    Elige lo que comes, ya que de ello depende tu bienestar, eso no significa que tengas que estar pendiente únicamente de la comida. El acto de comer debe ser algo natural, no forzado y exento de tensiones. Es imposible llevar una alimentación 100% libre de tóxicos, pesticida, etc….., ocúpate en disfrutar de aquello que comes, eligiendo alimentos de buena calidad, teniendo en cuenta cocciones saludables y no permitas que tu vida se reduzca única y exclusivamente a la alimentación.

    ortorexia

    Bibliografia digitals

    (1) http://es.wikipedia.org/wiki/Ortorexia
    (2) ibídem
    (3) http://ortorexia.org/
    (4) http://smoda.elpais.com/
    (5) http://ortorexia.org/complicaciones/
    (6) http://www.eufic.org/

    Imágenes digitales

    Foto destacada: almudenalebrero.com
    Tabla: suite101.net
    Hortalizas: desmesura.org
    Manzana: diesalud.es

    ¿Te gusta? Comparte en...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone