El incremento de la población mundial y en consecuencia de las necesidades alimentarias propicia la introducción a la dieta de otros tipos de nutrientes que acompañan o devienen sustitutivos  de los que usamos habitualmente. Entre las nuevas opciones cuentan los llamados pseudocereales.

“La principal cualidad de los pseudocereales es su alto valor nutricional, lo que los convierte en un perfecto sustituto de las proteínas animales en personas que siguen dietas vegetarianas y veganas. Además, al no contener gluten, también son ideales para personas que sufren de celiaquía. Se cultivan en su mayoría en América Latina (especialmente en Perú y Bolivia) y producen semillas y granos muy similares a los cereales que se usan de igual manera (…)

Cada pseudocereal tiene sus propios contenidos nutricionales, pero en general son alimentos muy completos y con gran variedad de vitaminas y minerales muy beneficiosos para la salud”. (1)

Diferencia entre cereales y pseudocereales

Desde un punto de vista botánico los cereales pertenecen a la familia de las gramíneas y todos tienen algunos aspectos fisiológico en común: sus hojas finas y puntiagudas forman inflorescencias que luego se transforman en las espigas y que dan como fruto los granos que conocemos como cereales.  (2)

Los pseudocereales, por el contrario, no pertenecen a las gramíneas, y poseen hojas muy anchas. Sin embargo, producen granos y semillas similares a las de las gramíneas, por eso, desde la antigüedad, han sido usados de igual forma que las primeras: molidas, como harina y en una variedad de productos, como por ejemplo, el pan. (3)

Pan de pseudocereales

Pan de pseudocereales

Algunos pseudocereales

  • Avena: en copos o salvado. No apto para celíacos

– Reduce los niveles de colesterol, es antioxidante y  disminuye la presión arterial

– Regula el nivel de azúcar en sangre

– Expectorante y mucolítica

– Protege contra las enfermedades cardíacas. Diurético

– Tiene gluten

– Combate el estreñimiento por su fibra

– Ayuda contra la anemia por sus altos niveles de hierro y regula la tiroides

 

  • Espelta: alto nivel de proteínas de valor biológico. No apto para celíacos

– Reduce los ataques de migraña

– Es mucho más digerible que el trigo

– Tiene menos gluten y más fibra que el trigo

– Previene las enfermedades cardiovasculares y no tiene colesterol

– Mejora el flujo sanguíneo y disminuye la probabilidad de sufrir diabetes tipo II

 

  • Maíz: Una de las harinas que más tenemos a mano. Apto para celíacos

– No contiene gluten, así que puede ser consumida por celíacos.

– Reduce el colesterol alto

– Contiene betacarotenos , mejora el tránsito intestinal y ayuda a combatir la anemia  reduce el nivel de glucosa en sangre

 

  • Centeno: No apto para celíacos

– Alto contenido en fibra, es muy recomendable en casos de hipertensión

– Contiene gluten

– Ayuda a mejorar la diabetes, disminuye la absorción de azúcares

– Ayuda contra el colesterol, es saciante, y tiene un bajo aporte de calorías y excelente para hacer pan

 

  • Bulgur: parecido al cous-cous y a la sémola. No apto para celíacos

– Bajo en grasas y rico en hidratos de carbono de alto valor biológico

– Facil de digerir y ayuda a reducir el colesterol

– Contiene gluten

 

  • Kamut: pocas fibras y muy energético. No apto para celíacos.

– Previene problemas cardiovasculares, gracias a su contenido de Selenio.

– Tiene más grasas y proteínas que el trigo. Es más energético y más digerible.

– Contiene gluten

 

  • Mijo: Apto para celíacos

– No contiene gluten, así que puede ser consumido por celíacos.

– Ayuda al funcionamiento del sistema nervioso

– Contiene grasa saludable, pero si tienes colesterol o triglicéridos debes moderar su ingesta.

– Rico en fibra, es saciante y beneficioso en situaciones de cansancio, fatiga e incluso depresión.

– Apta para personas con gota o ácido úrico.

 

  • Teff: Apto para celíacos

– Libre de gluten, apta para celíacos

– Alto aporte de fibra, es saciante y regulador del apetito

– Ayuda a combatir la diabetes tipo II controlando los niveles de azúcar en sangre.

– Ayuda a recuperar los tejidos, es fácil de digerir, fortalece el sistema inmune y tiene un alto contenido en hierro.

 

  • Quinoa: Apto para celíacos

– No contiene gluten, así que es apta para celíacos y tiene un alto contenido en fibra

– Bajo índice glucémico (ayuda a mantener los niveles de azúcar en sangre)

– Ayuda a controlar el colesterol

– Contiene proteinas de alto valor biológico, ¿qué quiere decir esto? Tiene todos los aminoácidos esenciales que el cuerpo no es capaz de producir.

–  Tiene tirosina, la cual ayuda a luchar contra la ansiedad.

–  Ayuda al mantenimiento del sistema cardiovascular, es muy energética.

– Ayuda en las funciones hepáticas (hígado) y tiene un alto contenido de proteína

 

  • Amaranto: Apto para celíacos

– No contiene gluten, apto para celíacos y rico en minerales

– Bajo en grasas, tiene un alto contenido en proteína y ayuda contra el colesterol malo (LDL)

– Buen aporte de fibra y es de fácil digestión

 

  • Trigo sarraceno: Apto para celíacos

– No contiene gluten, apto para celíacos

– Ayuda a disminuir el colesterol sanguíneo.

– Mejora la tolerancia a la glucosa. Es energético y  vasodilatador

– Estimula la secreción láctea (4)

Los prseudocereales

Los prseudocereales

 

Algunas páginas con recetas de pseudocereales:

En Internet encontraréis muchas páginas como estas con recetas y vídeos. No dejéis de buscarlas. Recordad ante cualquier duda, consultad un especialista!

Bibliografía digital
Imágenes digitales
  • Foto destacada: guachinchesparranderos.blogspot.com
  • Pan: www.espores.org
  • Cereales: www.ecoportal.net
¿Te gusta? Comparte en...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone