La Osteoporosis, causas y consecuencias

La densidad mineral de los huesos es la que garantiza su fortaleza. Los seres humanos -fundamentalmente las mujeres- estamos expuestos a sufrir de Osteoporosis, una enfermedad ósea que se produce por el deterioro del tejido que forma los huesos.

De acuerdo con Wikipedia esta dolencia: “está provocada por la disminución del tejido que lo forma, tanto de las proteínas que constituyen su matriz o estructura como de las sales minerales de calcio que contiene”. (1)

La disminución de la producción de estrógenos, la falta de calcio y vitamina D, el consumo de tabaco y alcohol y la vida sedentaria son los principales factores de riesgo para presentar Osteoporosis, señala la misma fuente.   

La fragilidad ósea desemboca entonces en caídas, traumatismos, fracturas o microfracturas. Para detectar su incidencia se necesita de una Densiometría ósea.

 drift-wood-208490_640

Algas

Las algas y sus beneficios   

Las algas son seres eucariotas, unicelulares o pluricelulares, que realizan la fotosíntesis, es decir, son autótrofos fotosintéticos. Las algas pluricelulares tienen todas las células del mismo tipo, no forman tejidos diferentes. Crecen y se desarrollan tanto en agua dulce como salada. Constituyen el principal componente del plancton marino. Tuvieron mucho que ver con el origen de la vida.

Estos organismos reportan grandes beneficios a la industria y a nuestra salud, os dejamos algunos ejemplos:

image001

  • Las algas pueden ser usadas para producir biocombustibles (bioetanol, biobutanol y biodiésel)
  • En el mundo de la estética se aprovechan por sus propiedades hidratantes, antioxidantes y regeneradoras.
  • Tradicionalmente se utilizan como fertilizante o corrector de tierras de cultivo. Industrialmente son fuente de agar, alginatros y carragenatos.
  • Las algas sirven como alimento. Ejemplos de algas comestibles son: Kombu, Gim, Nori, Hijiki, Karengo, entre otras muchas. (2)
 www.monografias.com

 Incidencia de las algas en la prevención y tratamiento de la Osteoporosis

El uso de las algas como alimentos en los países del Mediterráneo data del año 600 a. de C. Su inserción en el consumo humano comenzó hace unos 10.000 años en la zona asiática, especialmente en Japón. La utilización de algas marinas en la alimentación humana está muy extendida en la zona del Pacífico. (3).

En España el uso de las algas está también extendido sobre todo en el Norte –costa atlántica-, algunas de ellas tienen nombres iguales a las de origen asiático, como por ejemplo: Nori, Wakame, Kombu, Agar-agar, ello se debe a que estas algas ya eran conocidas en el mercado internacional con el nombre oriental y aunque sean cultivadas ecológicamente en nuestro país han mantenido el mismo calificativo con el fin de no generar confusiones. Las algas que son específicamente atlánticas mantienen el nombre europeo: Spaguetti de Mar, Dulse  (de origen gaélico) y Alga “Musgo” (4)

“El alga hiziqui contiene 1300mg de calcio, y el alga wakame 1250mg. por cada 100gr., lo cual representa unas 14 veces más que la leche. Puede conseguirlas en tiendas de productos especializados o en herbodietéticas, y consumirlas remojadas añadiéndolas a las ensaladas, o cocinadas en sopas o guisos de verduras u otros platillos”. (5)

Las algas marinas constituyen fuentes naturales de calcio. Dentro de las nuevas tendencias de la medicina y terapias naturales-alternativas se erigen como las preferidas en el tratamiento de la Osteoporosis porque  contienen casi  todos los minerales y oligoelementos que el cuerpo necesita, lo cual favorece la absorción del calcio.

Estos vegetales acuáticos permiten que el organismo absorba con rapidez y efectividad el calcio, lo transporte y lo deposite en los huesos, es por ello que cada vez se utilizan más los baños curativos con algas, recomendados en casos de luxaciones, fracturas, microfracturas, artrosis y osteoporosis.

Las algas son estimulantes del metabolismo, neutralizan el efecto de los radicales libres, reducen los niveles de azúcar, colesterol y presión sanguínea y, por último, previenen anemias por su contenido en hierro fácilmente asimilable y vitamina B12. (6)

Podéis introducirlas paulatinamente en vuestra alimentación para habituaros a su sabor y asimilarlas correctamente. Como no os podemos aconsejar –en cantidades- cuánto podéis consumir cada día, os sugerimos que –como casi todo en la vida- lo hagáis poco a poco, es decir de forma equilibrada.

wakame1

                                                                     Alga comestible: Wakame
 
Bibliografía digital
 
Imágenes
     Foto destacada: pixabay.com
     Alga y madera: pixabay.com
     Célula vegetal: www.monografias.com
     Alga wakame: foodbeverageandprotocol.wordpress.com
¿Te gusta? Comparte en...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone