Los estropajos, paños y esponjas de cocina son un agente potencial de acumulación y expansión de bacterias y patógenos. Por ello, debemos tomar medidas para reducir el riesgo de contaminación cruzada; la contaminación cruzada se puede generar, por ejemplo, con un paño de cocina que no está limpio, con el que procedemos a limpiar la encimera donde preparamos los alimentos, o el cuchillo que hemos utilizado para pelar hortalizas que no se ha limpiado y luego troceamos pan.

Como son utensilios tan útiles, se convierten en parte imprescindibles de nuestras cocinas, nos ayudan a limpiar, secar y trasladar, por ello debemos cuidar su higiene. No exageramos si os recomendamos cambiarlos a diario.

Según el Consejo de Higiene Global (Global Hiygiene Council ), muchas enfermedades se pueden prevenir llevando a cabo sencillas medidas de higiene. Solo la pila de la cocina contiene 100.000 bacterias más que el baño. Pero estos microorganismos están presentes en los lugares que podemos imaginar como el suelo, el cubo de la basura…y otros en lo que no tanto: tablas de picar, nevera e incluso, en nuestras bayetas y estropajos. (1)

Este Consejo se fundó en 2006, está formado por un grupo de los mejores expertos del mundo en la higiene y los campos relacionados con la higiene, incluyendo microbiología, virología, enfermedades infecciosas, inmunología y salud pública. Actualmente tiene 18 miembros de todo el mundo, cada uno con su propia experiencia científica específica.

Un estudio de la Universidad de Arizona, efectuado en 2014, descubrió que el 89% de los paños de cocina contenía bacterias coliformes, es decir que nueve de cada 10 paños de cocina usados en todo el mundo contienen los perores niveles de bacterias, motivo más que suficiente para vigilar nuestra higiene sobre este tema. (2)

La bacteria más frecuente que aparece en los útiles de cocina es la Escherichia coli, más conocida como E. Coli. Se trata de una enterobacteria que se encuentra generalmente en los intestinos animales, y por ende en las aguas negras, pero se la puede encontrar en multitud de ambientes, dado que es un organismo ubicuo, puede causar infecciones intestinales y extra intestinales generalmente graves, tales como infecciones del aparato excretor, vías urinarias, cistitis, uretritis, meningitis, peritonitis, mastitis, septicemia y neumonía Gram-negativa. (3)

No debemos olvidar también la Salmonella que la podemos encontrar en los huevos crudos, carne de ave poco cocinada, carne de vacuno, leche cruda y productos lácteos, pescados, mariscos, en frutas y vegetales que no han sido convenientemente lavados, también en tus mascotas, especialmente reptiles o tortugas y lagartos, después de tocarlas deberás lavarte las manos. (4). Y  Campylobacter presente en agua, leche cruda, carnes crudas o poco cocinadas, mariscos y aves que se encuentren contaminados  o por el contacto del envoltorio u objetos donde se puedan encontrar.(4)

Utensilios de cocina

Utensilios culinarios

Cómo desinfectar y cuándo,  los paños de cocina y  otros utensilios

  • Sumergirlos en agua y lejía
  • Meterlos en la lavadora al menos a 60º y con programas largos
  • Plancharlos (los de microfibra sólo soportan un golpe de plancha)
  • Colocarlos en un barreño con amoníaco y después a la lavadora, se puede hacer lo mismo con vinagre
  • Se pueden colocar en el cesto superior del lavavajilla a alta temperatura
  • Calentarlos en el microondas durante un minuto

La periodicidad del lavado debe ser -al menos- diaria

Otros consejos:

  • Conservar en seco los estropajos y esponjas
  • Evitar dejarlos mojados en superficies sólidas
  • Puede emplear un sistema de rotación de dos estropajos
  • Retirar siempre los restos de comida
  • Utilizar trapos diferentes en las distintas tareas del hogar
  • Podéis optar por toallitas húmedas desechables (aunque esta opción no es la mas ecológica)
  • No lavar los trapos de cocina con la ropa
  • Nunca utilizarlos en otra cosa tras haber tocado con ellos alimentos crudos
  • Si están manchados aplicar primero un quitamanchas y luego lavar
  • Si están húmedos ponerlos al sol

A todas estas medidas de higiene que nos ayudarán a estar más sanos es imprescindible agregar una que, no por sencilla, deja de ser fundamental: LAVARSE BIEN LAS MANOS. El simple hecho de hacerlo nos aleja de multitud de riesgos bacterianos, gérmenes y hongos. Agua caliente y jabón antes de comenzar a manipular los alimentos. Muy importante es tener dos tablas de cortar una para productos cárnicos y pescado y otra para vegetales que se consumirán crudos. Las tablas se pueden limpiar con jabón y lejía.

Os recomendamos el uso de lejía por encima de otros productos, es barato y muy efectivo.

 Sartenes

Bibliografía digital
  1. http://www.hygienecouncil.org/
  2. http://www.foodprotection.org/files/food-protection-trends/Sep-Oct-14-Gerba.pdf
  3. http://www.wikipedia.org. E. Coli (s.f.).
  4. http://www.eufic.org/article/es/artid/contaminacion-cruzada/
Otras fuentes consultadas
Imágenes digitales

Foto destacada, utensilios de culinarios, sartenes y paño:  Pixabay.com.  CC0 Public Domain. Gratis para usos comerciales. No es necesario reconocimiento.

¿Te gusta? Comparte en...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone