Exceso de grasas

Exceso de grasas

La dispepsia, conocida comúnmente como indigestión, no es más que el deterioro de la digestión y es considerado uno de los problemas de salud más comunes. Su origen se debe –fundamentalmente- a la presencia de reflujo gastroesofágico o gastritis.

Tiene distintos síntomas, entre los que destacan: sensación de saciedad, acidez, eructos, dolor o náuseas.

Existen diferentes tipos de indigestiones:

  • No ulcerosa: Su diagnóstico se establece por la presencia de epigastralgia (dolor en la boca del estómago) durante al menos 6 meses, en ausencia de cualquier otra causa que explica los síntomas.
  • Post-infecciosa: Se produce después de una infección gastroenteritis aguda.
  • Funcional: Esta es la causa más común de la dispepsia crónica. Es la dispepsia en que las molestias no se deben a la presencia de enfermedad demostrable. Aunque benigna, estos síntomas pueden ser difíciles de tratar. Se piensa que se debe a un aumento de la sensibilidad de estómago e intestinos. Es la más común en los denominados países del Primer Mundo.
  • Enfermedades del tracto gastrointestinal: Tiene su causa en la enfermedad de reflujo gastroesofágico.
  • Enfermedades del hígado y páncreas: Colelitiasis, pancreatitis crónica y el cáncer de páncreas.
  • Dispepsia aguda: Comer en exceso, demasiado rápido, ingerir alimentos altos en grasa, durante situaciones de estrés, beber demasiado alcohol o café o usar medicamentos como el ácido acetilsalicílico (Aspirina)
  • Infección por Helicobacter pylori: Sobre esta causa no hay un acuerdo unánime entre los especialistas
  • Enfermedades sistémicas: Hay un número de dolencias consideradas sistémicas que pueden implicar la dispepsia e incluyen la enfermedad coronaria, la insuficiencia cardíaca congestiva, la diabetes mellitus, el hiperparatiroidismo, problemas en las tiroides, enfermedad renal crónica, y la fatiga adrenal. (1)
Comida basura

Comida basura

Cómo hacer una buena digestión

  • Coma en pocas cantidades y a diferentes horas, eso sí, siempre de forma organizada
  • No mezcle alimentos sólidos con líquidos
  • Evite quedarse muy lleno
  • Aproveche para tomar la fruta, siempre NO ÁCIDA, fuera de las comidas por ejemplo en la merienda o a media mañana
  • Incluya en la dieta verduras, frutas, cereales y también leche y sus derivados desnatados. Si toma habitualmente lácteos o derivados , pruebe los productos sin lactosa.
  • Opte por alimentos ricos en fibra
  • Disminuya la ingesta de carne, si la va a consumir, prepárela siempre a la plancha y con poca o nada de grasa. Elija el aceite de oliva virgen extra
  • Coma pescado de dos a tres veces como mínimo a la semana
  • No se acueste inmediatamente después de comer
  • Si duerme de lado, intente posicionarse en su lado izquierdo.
  • Evite los carbohidratos simples (cereales refinados y azúcares)
  • Descanse suficientemente por las noches

Otros consejos:

Tome su tiempo para comer y respete los horarios. Mastique bien. Abogue por un clima de paz y distensión durante las comidas (favorece la digestión) evite agitarse o hacer ejercicios después de las ingestas, relájese y aléjese del estrés, puede causar indigestiones.

Según la doctora Irina Matveikova licenciada en Medicina de Familia y especializada en Endocrinología y Nutrición “nuestro intestino es el segundo cerebro ya que poseemos un verdadero cerebro dentro de nuestras entrañas, y su función neuronal es muy parecida a la actividad cerebral de la cabeza. El sistema digestivo posee una red extensa de neuronas, que se encuentra entre las dos capas musculares de sus paredes. La estructura de las neuronas digestivas es totalmente idéntica a la estructura de las neuronas cerebrales y tienen la capacidad de liberar los mismos neurotransmisores, hormonas y moléculas químicas. Me refiero al sistema nervioso entérico (SNE) o nuestro segundo cerebro. No es una metáfora; es un término oficial aceptado por la sociedad médica”

Algunos remedos para paliar la indigestión

  • Beba té de jengibre fresco o una infusión de manzanilla (tres veces al día)
  • Tomar algún suplemento de enzimas digestivas puede beneficiarle
  • Té de Tila, de Hierba Limón y de Menta (este último no es aconsejable en caso de padecer de Reflujo Gástrico)
  • Beba agua unos 30 minutos antes de ir a la mesa
  • Beba Bicarbonato de Sodio y unas gotitas de limón, todo bien diluido en agua, sustituye a la conocida Sal de Fruta
  • El agua mineral alivia la indigestión y el estreñimiento, se recomienda consumir 2 litros de agua por día. (2)
Infusión

Infusión

Recuerde:

Los alimentos muy condimentados, picantes o grasosos, y también los que contienen demasiado ácido, como los cítricos y los tomates, pueden contribuir a la indigestión. Modifica tu estilo de vida. Fumar tabaco y tomar bebidas con cafeína puede causar dolor abdominal. Debes tratar la acidez de forma diferente, ya que no es lo mismo que una indigestión pero casi siempre se presentan juntas. Consulta siempre con tu médico para descartar la presencia de alguna dolencia, como:

  • Enfermedad celíaca
  • Úlceras pépticas
  • Cáncer al estómago
  • Cálculos biliares (3)

Para evitar indigestiones os aconsejamos, no comer en exceso, gastar la energía acumulada haciendo ejercicios o caminando como mínimo 30 minutos diarios. Consulte con su médico especialista y con su dietista. Coma menos, más sano, variado y evite las situaciones de estrés.

te de hierbas medicinales

te de hierbas medicinales

Bibliografía digital

  1. wikipedia.org
  2. http://comohacerpara.com
  3. http://es.wikihow.com

Otras fuentes consultadas

Fotos digitales

Mujer comiendo. Pixabay.com.  CC0 Public Domain. Gratis para usos comerciales. No es necesario reconocimiento

Hamburguesa, comida chatarra. Ibídem

Infusión de manzanilla. Ibídem

Plato de hojas secas (infusiones) Ibídem

¿Te gusta? Comparte en...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone