Qué es el ácido fólico? 
El ácido fólico, folacina o ácido pteroil-L-glutámico (la forma aniónica se llama folato), conocida también como vitamina B9, es una vitamina hidrosoluble del complejo de vitaminas B, necesaria para la formación de proteínas estructurales y hemoglobina (y por esto, transitivamente, de los glóbulos rojos); su insuficiencia en los humanos es muy rara. Los términos “fólico” y “folato” derivan su nombre de la palabra latina folium, que significa hoja de árbol. (1)
Pertenece a un grupo de medicamentos denominados preparados antianémicos y está indicado en:
– La prevención y tratamiento de la deficiencia de ácido fólico en mujeres embarazadas para la prevención de defectos en el tubo neural (espina bífida, anencefalia, encefalocele) y otros defectos congénitos, especialmente en mujeres con antecedentes de hijo ó feto con deficiencias en el tubo neural.

– Tratamiento del déficit de ácido fólico que cursa en procesos como: anemias megaloblásticas, alcoholismo, síndrome de mala absorción. (2)
El ácido fólico es esencial a nivel celular para sintetizar ADN (ácido desoxirribonucleico), que trasmite los caracteres genéticos, y para sintetizar también ARN (ácido ribonucleico)
y necesario para formar las proteínas y tejido del cuerpo y otros procesos celulares.  Por lo tanto la presencia de ácido fólico en nuestro organismo es indispensable para la correcta división y duplicación celular. (3)

El ácido fólico es efectivo si se toma antes de quedar embarazada y durante las primeras semanas del  embarazo.
La dosis recomendada de ácido fólico para prevenir los problemas de cierre del tubo neural son de alrededor de 1 mg por día, salvo que la mujer haya tenido un bebé con algún problema de esta índole, en cuyo caso la dosis que se recomienda es mayor, alrededor de 5 mg por día; siempre bajo prescripción médica. (4)

Principales funciones del […]